» Convocatorias

  • convocegap-723 4to. Congreso Instituciones, Gobierno y Sociedad »

    El Colegio de Sonora a través de su Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos; en coordinación con el Cuerpo Académico “Derecho, participación ciudadana, [...]

  • convomigraciones-722 VI Congreso Internacional de Migraciones Globales »

    La Universidad Autónoma de Sinaloa a través del Cuerpo Académico Redes Sociales y Construcción de Espacio Público de la Facultad de Estudios Internacionales y Políticas [...]

  • CARTEL-4-COLOQUIO 4° Coloquio Internacional sobre Desarrollo Humano Transfronterizo en América del Norte: reestructuración, límites y futuro de la globalización en la encrucijada Trump »

    La Red de Desarrollo Humano en América del Norte convoca al 4° Coloquio Internacional sobre Desarrollo Humano Transfronterizo en América del Norte: reestructuración, límites y [...]

» Novedades Editoriales

  • novillo-719 Lo que el Novillo se llevó. La repercusión del desplazamiento forzado en tres pueblos sonorenses, 1920-1970 »
  • orden-719 El orden social y político en zonas de frontera del septentrión novohispano y mexicano siglos XVI-XX »

       

FOTO DE LA SEMANA: “Lotería”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

tiempos-735

Reflexionando

Zulema Trejo Contreras* 

Me tocó hace unos días leer en las redes sociales la frase “México se está convulsionando”; la leí y me quedé pensando en qué tan conscientes estamos o no de lo que sucede en el país, y no me refiero a si estamos o no informados de los sucesos específicos que han llevado a las movilizaciones de los últimos meses, de eso no hay duda que todos estamos enterados. A lo que me refiero específicamente es a si comprendemos la trascendencia de lo que está sucediendo, o si simplemente nos quedamos con la información que satura los medios de comunicación, especialmente las redes sociales, con respecto a lo que ha venido sucediendo.

Dada mi formación como historiadora no puedo evitar hacer comparaciones con otros momentos de crisis social, y me pregunto: ¿desde hace cuánto tiempo no se veía quemar en una plaza pública la imagen de un jefe del Ejecutivo?, ¿qué significa la quema de la esfinge presidencial?, ¿cómo podemos entender la presencia de policías que intentan reprimir las movilizaciones pese a que saben, porque seguramente lo saben, que sus acciones no pueden ocultarse del ojo vigilante de la tecnología portátil –celulares, tablets, cámaras–?

Sin embargo, la mayor de mis inquietudes se refiere a qué piensa el gobierno federal de lo que está sucediendo, ¿Cómo perciben las movilizaciones de miles de personas y sus reclamos? ¿Qué les sugieren las imágenes de protestas en varias partes del mundo? Al  parecer están percibiendo las cosas de forma muy diferente a como las vemos algunos; al parecer le siguen apostando al olvido y a la apatía de los miles y miles de mexicanos que no se han manifestado ni tienen interés de hacerlo. Me da la impresión, y ojalá esté equivocada, de que quienes gobiernan al país prefieren cerrar los ojos hasta que los gritos de reclamo den paso al ¿silencio de la represión? Sinceramente espero estar completamente equivocada en esta percepción.

*Profesora-investigadora de El Colegio de Sonora. ztrejo@colson.edu.mx